Médicos VPI: la espera

Pediatría

En la Clínica Ávila en Caracas la doctora Mónica Castellanos, pediatra y nutricionista, tenía su horario de citas médicas a partir de las 8 am. Los papás, mamás, abuelos o abuelas llegábamos con nuestros bebés,  niños, niñas, inquietos, gritones, bien tempranito para anotarnos en el orden de llegada establecido.

Los días en los que llegaba más temprano la doctora aparecía a las 10:30 am. Su record, mientras seguimos llevando a nuestro hijo con ella, fue llegar a las 12 y media. Eso para atender a los 15 o 20 minutos de haber llegado apenas al primer paciente de la larga lista de madrugadores. La espera que esta doctora obligaba (y obliga) a pasar a sus pacientes niños, niñas y bebés era (y es) de entre dos horas y media hasta cinco horas.

Ortopedia

Esta semana, el martes 31/01/12,  llevamos a nuestro hijo de 3 años a verse por primera vez con el doctor Jesús Sevillano, ortopedista y traumatólogo de la Policlínica Metropolitana en Caracas. Piso 4. Consultorio 4R.

Según nos informó su secretaria cuando hicimos la cita, el doctor comenzaba a atender a las 9 am y era por orden de llegada. Por una tranca muy fuerte delante de la policlínica no pudimos llegar al consultorio sino a las 8:15 am. En la puerta cerrada había una lista en donde nos anotamos en el cuarto lugar. En el pasillo una anciana era la segunda de la lista. Había llegado antes de las 8 montada en su silla de ruedas.

Bajamos a desayunar y cuando subimos, a las 9:05 am, la secretaria, mientras masticaba una arepa de queso paisa, nos avisó que el doctor “estaba en quirófano y que iba a llegar más tarde pues la operación estaba programada desde el día anterior”. No le cruzó por la mente a la secretaria avisar desde el día anterior sobre dicho retraso. No se le ocurrió al doctor Sevillano cancelar sus citas con antelación sabiendo que se iba a ocupar operando o instruir a su secretaria para que avisara. No. Ellos prefirieron dejar que la gente se fajara a llegar temprano y luego esperara lo que tuviera que esperar.

A las 10 am el doctor llamó y dijo que iba a llegar “como a las 11 am”. Entonces nos fuimos a buscar a otro médico allí mismo e hicimos una nueva cita para ver que tal nos va.

A las 12:20 pm (4 horas y 5 minutos más tarde) fue cuando nos llamó la secretaria para avisarnos que era nuestro turno, es decir, para verse con este doctor y su secretaria es muy probable que usted tenga que esperar entre tres y seis horas cuando él tenga operaciones “programadas”(¡imagínese cuando sean de emergencia!) no importa si usted tiene 80 años o 3 añitos. Eso, a ellos, no les importa, ni a Jesús ni a Mónica ni al montón de doctores que son y actúan como Jesús o como Mónica. Ellos, médicos VPI, asumen que el tiempo de sus pacientes es despreciable. La necesidad que tienen los pacientes de que sus dolencias sean atendidas es lo que convence a estos galenos de que quien los quiera ver tiene que esperar todo el tiempo que a ellos les dé la gana.

Decisión

Un amigo de mi esposa dijo un día una gran verdad que todos deberíamos asumir ante los doctores y las doctoras VPI: “los médicos no son ni más ni menos que yo y su tiempo no es superior ni inferior al mío. Médico que me haga esperar más de dos horas sin justificación válida me pierde como paciente y busco otro hasta que encuentre uno que me atienda con tiempos de espera decentes”.

Si todos tomamos esa misma decisión tengan la seguridad de que la doctora Castellanos se lo pensará mejor antes de ir al gimnasio por las mañanas mientras los pacientes madrugan para anotarse en su lista y el doctor Sevillano se preocupará por cancelar sus citas cada vez que programe sus mucho más rentables operaciones. Nada justifica que tengamos que esperar tres, cuatro, cinco o seis horas para que un doctor nos vea en una clínica.

Un comentario el “Médicos VPI: la espera

  1. Amanda Gómez dice:

    Esa es, lamentablemente, la triste realidad a la cual nos vemos sometidos todos los venezolanos que tenemos que padecer el infortunio de ir a una cita médica. Los médicos de las clínicas por lo general abusan del tiempo de sus pacientes y hacen más tortuoso el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s