Taxistas millonarios: anécdotas

Siguiendo el artículo anterior sobre los taxistas millonarios comentaré aquí algunas anécdotas.

90 Bs de Chacao al Hotel Alba

Apurados, sin lluvia y cerca de las 5 pm un taxista nos quiso cobrar 90 Bs (20 US$ al cambio oficial) desde Chacao hasta el Hotel Alba frente al Teatro Teresa Carreño. Le comentamos que lo que pasa es que no quería trabajar. Otro taxi pasó al rato y nos llevó por 60 Bs (13 US$). Se demoró 25 minutos en poco más de 4 Km lineales.

120 Bs de UNEARTE a El Llanito

Ese mismo día a las 8:30 pm, sin lluvia la línea de taxis que está en frente de UNEARTE (antiguo Ateneo de Caracas) me quiso cobrar 120 Bs (27 US$) hasta El Llanito por la autopista. Una distancia de algo más de 10 Km. No había cola así que máximo demoraría 20 minutos. Le dije que si era un chiste y me fui.

No vamos a El Llanito

Más adelante. 8:40 pm. Sin lluvia. En la línea que está frente al Metro de Bellas Artes pero más al Este (porque hay dos) pregunté por la misma ruta. Me dijeron que para allá no iban. Desde ese punto tan contaminado, sobre poblado, ruidoso y peligroso de la ciudad ellos no iban hasta El Llanito que es un punto mucho menos sucio, ruidoso y congestionado. Les dije que eso quedaba en Caracas, no en Guarenas. Se rieron pero no me llevaron. Me tuve que ir en Metro (el cual ese día funcionó bien)

Línea de taxis de CAVENDES

Debajo de la torre CAVENDES, sobre la Av. Francisco de Miranda a la altura de Los Palos Grandes hay una línea de taxis. Choferes muy amables generalmente. Sin embargo una tarde asoleada a las 4 pm me acerqué. Había cola como casi siempre hay en la avenida. Había un solo señor sentado (echado más bien). Le pregunté: “¿Está trabajando?”. “No” me dijo. “¿Por qué?”. El señor entonces no dijo nada sino que señaló la cola de la Francisco. “Si no quiere conseguir cola tienen que dedicarse a otra cosa” le dije. “Si, me pondré a putear” me contestó. “No, mejor móntense un quiosco de chucherías” le terminé de decir y me fui. La ruta que le iba a pedir la cual ya he hecho con ellos en otras ocasiones la pago a 100 Bs (22 US$) sin embargo ese día tenían flojera de ganar dinero. Millonarios al fin.

“No chamo”

Ese mismo día frente al Centro Plaza detuve un pirata. Le pregunté si iba para Chuao. “No chamo” me respondió con cara de flojera y siguió su camino. Otro que se perdió sus 100 bolos.

“No voy a todas partes”

Otro día detuve un taxi para ir de Los Palos Grandes a La California. El señor explicó de entrada “mire, yo no voy a todas partes porque hay mucha cola ¿oyó?”. Cuando le dije el destino lo pensó unos instantes y me dijo que sí. Me cobró 50 Bs (11 US$) por una distancia de 2 Km.

Es tan variada la tarifa por kilómetro como variados son los caprichos de nuestros taxistas ricachones. Caracas da para todo.

Anuncios

2 comentarios el “Taxistas millonarios: anécdotas

  1. Tu análisis es un poco simplista… en Ccs un taxista está expuesto al hampa, a la matraca, a la irresponsabilidad de los conductores en general (incluyéndolos)… Además de los costes de mantener un carro en la Venezuela del chavismo… la ausencia de repuestos, el tener parado un carro por meses por la falta de una pieza (como el caso de mucha gente que necesita su vehículo para movilizarse…) además, los valores de conversión monetaria que manejas, por más que sea a cambio oficial, no son los que se manejan de verdad en la calle… 100Bs no son realmente $22, es mucho menos… Usualmente estoy de acuerdo con tus apreciaciones, pero en este caso tengo que discrepar contigo.

  2. elamargado dice:

    Juan Carlos: muchas gracias por tu visita y por compartir tu comentario.

    En realidad en este artículo no hago un análisis como tal sino que relato anécdotas que me sucedieron a mí personalmente en un lapso de menos de dos semanas.

    Toda la problemática a la que están sometidos los taxistas: hampa, falta de repuestos, matraca, embotellamientos, no son nuevos, ni siquiera pertenecen exclusivamente a la Venezuela del chavismo que ya lleva 13 años. Los taxistas siempre han debido hacer maromas aquí para rendir las ganancias de su trabajo y siempre las cosas aquí han costado 200% o 300% más de lo que cuestan afuera, sin embargo, te cuento, cuando converso con ellos, la mayoría tienen casa propia y le han comprado casa a sus hijos, tienen dos o tres carros y sus finanzas están por encima de lo que, por ejemplo, puede hacer un ingeniero en una empresa privada con su sueldo mensual y su paquete salarial.

    Más allá de eso y sea por mantener ese estatus o por pagar gastos elevados, lo que me mueve a llamarlos “millonarios” no es tanto que pretendan cobrar montos exorbitantes por carreras cortas o medianas sino la insólita conducta de negarse si quiera a cobrar, es decir, de rechazar de plano un muy probable ingreso inmediato. Simplemente prefieren no trabajar y eso es lo que asocio a una decisión de millonarios que son quienes pueden prescindir a voluntad de producir dinero con su actividad.

    Siempre pienso: “cóbrame lo que quieras que yo veré si te lo pago o no pero no te niegues a poner un precio porque eso sólo lo podría hacer un taxista que sea millonario y no necesite mi dinero”.

    Saludos y siempre bienvenido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s