En estos días viajé a Maturín ida y vuelta en el primer vuelo de la mañana. Tres personas (2 mujeres y un señor) se me colearon rápidamente en lo que la persona de la aerolínea gritó “pasajeros sin equipaje” para chequearlos antes. Finalmente me tocó mi turno y pasé para hacer todo el trámite en menos de 40 segundos. Los coleados se ahorraron menos de dos minutos por saltarse la cola “a lo arrecho” pero poniendo cara de “yo no fui”, tal como lo sabe hacer expertamente cualquier VPI.

No es la primera vez que me pasa.

Recuerdo que en otra ocasión también la gente comenzó a adelantarse a un llamado de la aerolínea porque “su vuelo salía primero”, pero esa vez un señor pasajero con bastante temple instruyó a los VPI explicándoles que sí, que iban a pasar antes que los que tenían otros vuelos, pero respetando el orden de la cola que era lo justo y además lo más ordenado.

A regañadientes los VPI tuvieron que acatar uno de los principios fundamentales de la convivencia y el respeto a los demás: el orden de llegada. Ese que los hace odiar las colas virtuales en los bancos por impedirles colearse al estilo “cola de aerolínea”

De regreso de Maturín otra muchacha también “se confundió” y pensó que la cola que yo estaba haciendo, delante de dos taquillas, era para comprar boletos y no para chequear. A esa hora yo estaba ya un poco menos tolerante así que me dispuse a obligarla a hacer su cola, sin embargo, la joven que atendía por la aerolínea se dio cuenta y le pidió a la muchacha que se esperara mientras me chequeaba mi boleto. La muchacha obviamente se hizo la loca, como buena VPI.

En todos esos casos cualquier reclamo de mi parte hubiera recibido la sentencia maestra del VPI: “pero bueno es que usted no se puso las pilas” (La expresión “ponerse las pilas” es sinónimo, para el VPI, de que SU abuso es por culpa de TU candidez, de TU lentitud, de TU silencio y no de su impulso enfermizo por demostrar en todo momento que es un arrecho o una arrecha o de su apuro estúpido patológico casi constante)

Y luego, claro, la culpa es del otro, de los otros, pero nunca de ellos. Esa es ley de vida para el VPI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s