Negación, evasión, distorsión

En el VPI la negación es, por supuesto, prácticamente genética. Ninguno te dirá: “si vale, yo soy un VPI consumado”, al contrario, la mayoría, de entrada, niega su condición, mira para otro lado cuando le señalas su falta, cambia de conversación rápidamente o te estampa una trompada por “insinuar” que dicho VPI es mentiroso (o mentirosa) por decir que él o ella “no es capaz de hacer nada malo

Pero eso es al principio.

Si usted puede insistir con el (o la) VPI, sin riesgo de perder una amistad o recibir un bofetón, en el por qué sus razones para cometer infracciones, la mayoría de las veces encontrará entonces las excusas:

Para comerse la luz -> “es que no viene nadie”, “de noche no se respeta semáforo”, “voy tarde”, “no vi que cambió la luz…”, “estoy trabajando (taxistas y motorizados)”, “aquí nadie se para

Para comerse la flecha -> “pero… esta calle no es flecha”, “ah… no sabía que era flecha”, “no viene nadie”, “todo el mundo se la come”, “así me ahorro la cola

Para botar basura en la calle -> “eso luego lo recogen”, “nadie está viendo”, “todo el mundo bota basura en este rincón”, “que venga el alcalde y lo limpie” 

Para cruzar fuera del rayado peatonal -> “Voy muy tarde”, “¿Qué, caminar hasta la esquina? estás loco”, “todos cruzan por aquí”, “es menos peligroso cruzar aquí que en la esquina”, “esos carros vienen lejos”, “Ay no, me da flojera

Etcétera.

Las excusas son las herramientas sicológicas con las cuales el VPI refuerza la negación de su condición y evade la responsabilidad total y absoluta que tiene sobre sus acciones y sobre sus decisiones. Ahora, si usted realmente es insistente con el VPI en cuestión lo más probable es que se consiga entonces con la tercera capa sicológica del VPI cuyo lema es: “Ultimadamente, hago esto así, boto basura, fumo donde no es, me estaciono donde sea, insulto al que piense distinto a mí, etcétera… PORQUE ME DA LA GANA”

Cuando usted llega allí puede comprender entonces cuan profunda está la raíz de nuestros problemas sociales de conducta, de convivencia, de respeto, de tolerancia, de seguridad y de educación.

La tercera capa, e incluso las siguientes, viene modelada por la cultura y la cultura se programa desde niño, siendo muy difícil, pero no imposible, reprogramarla y reconducirla cuando ya se es adulto.

No es imposible, es sólo cuestión de empeño y constancia. La cosa es vencer primero la negación, luego la evasión y finalmente la aceptación de lo malo como bueno, del gato por la liebre mental.

Anuncios

2 comentarios el “Negación, evasión, distorsión

  1. Franz dice:

    Xido eh… Me ayudaste a entender dos tres cosas….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s