Pasan los años y los motorizados siguen circulando libremente por las autopistas para ser libremente atropellados, lesionados o mutilados por carros, gandolas y autobuses a alta velocidad, en parte por imprudencia de los conductores de 4 ruedas pero en mayor parte por la imprudencia de los motociclistas y sobre todo porque ES ABSURDO QUE CIRCULEN POR LAS AUTOPISTAS que son vías de ALTA VELOCIDAD.

Día a día mueren o sufren graves heridas los motorizados y sus pasajeros, por andar sin cascos y manejar como dementes y muchos como verdaderos camorreros a quienes nadie se les puede atravesar. También sufren a diario golpes, agresiones y arrollamientos otros conductores y sobre todo los peatones.

En este artículo de prensa nuevamente las alcaldías hablan de “controlar” a los motorizados y regular su accionar pero la verdad es que no han hecho ni hacen nada. Los motorizados son los principales anarquistas de esta ciudad y hacen lo que les dá la gana con las leyes de tránsito y agreden libremente a cualquiera que busque medio ponerlos en cintura o siquiera reclamarles como ciudadanos un poco más de conciencia. Hoy en día la situación está cada vez peor.

La Asociación de Motociclistas y Motoclubes sigue hablando de que son “algunos” nada más los que se comportan de manera antisocial en las vías. Pero en realidad, seamos francos, la mayoría lo hace, unos más otros menos, pero la gran mayoría de sus asociados infringe alguna ley de tránsito todos los días. Párese en cualquier cruce bien congestionado, en la Av. Baralt, frente al Unicentro El Marqués, frente a la bomba de El Llanito. Donde usted quiera en la ciudad y podrá registrar un montón de violaciones a la ley, no por hora, ¡por minuto! por parte fundamentalmente de motorizados.

Lo que hace temer una solución todavía lejana para la regulación de la conducta de los motociclistas es que muchos de los funcionarios de las autoridades que también usan motos (policías, fiscales, militares, etcétera) se comportan exactamente de la misma manera irresponsable y es peor todavía pues por ser ley es difícil poder reclamarles algo sin correr el riesgo de ser multado, detenido o golpeado. Ellos se supone que deben ser ejemplo.

¿Habrá esperanzas para la solución del problema de los motorizados en Caracas? Lo primero es llamar las cosas por su nombre y no tener miedo de realizar el control, invocar al respeto y al buen comportamiento a todo aquel ciudadano, sea funcionario o no, que transite sobre dos ruedas. Si las leyes y normas para el tránsito son tan claras como lo son no hay excusas (salvo la que se inventarían los bravucones) para cumplirlas a cabalidad.

No hay que escudarse en hacerse las “víctimas” por ser trabajadores o porque los fiscales “matraquean”, para dejar de cumplir a lo bravo las leyes y demostrar resentimiento en contra de los conductores de carros o de los fiscales abusadores: para cumplir las leyes no hay excusa que valga. ¿Acaso la mejor manera de sacarse de encima la imagen de antisociales no es comportarse todos como es, respetar y cumplir? ¿Aunque los demás no lo hagan? Yo creo que si lo piensan sabrán que es así.

Anuncios

2 comentarios sobre “Siguen los motorizados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s