Hoy en el semáforo que hay subiendo para la plaza Altamira justo al lado de donde era el cine Altamira, una moto de la Policía de Chacao de placas 4577, con dos funcionarios (un hombre y una mujer), se comió la luz roja delante de todo el mundo. Luego se vinieron a estacionar delante del Centro Plaza y se bajaron tranquilamente para entrar al centro comercial, es decir, no tenían ninguna emergencia.

¿Qué tipo de conducta se puede exigir a los ciudadanos comunes si ni siquiera sus autoridades cumplen las leyes ni dan ejemplo ni nada?

Recordé aquel camión de la Guardia Nacional que observé en la Av. Río de Janeiro haciéndole cambios de luces a un carro para que se comiera la luz así como otros semáforos en donde motos y vehículos de fiscales o policías se comen las luces y otros ejemplos que he mencionado aquí también de motorizados policías comiéndose la flecha con toda la calma del mundo como si el hecho de tener que dar el ejemplo les importara un pepino y dos zanahorias.

En esta ciudad obstinada y ambigua en sus valores se podría filmar un documental o una serie de documentales todos los días sobre la increíble incultura urbana, las patologías conductuales y las insólitas respuestas de nuestros VPI.

Lo que describo en este blog es apenas una pálida imagen de lo que día a día se vive en esta ciudad plagada de Venezolanos Propensos a cometer Infracciones (VPI) quienes a la menor tentación (o hasta sin ella) efectivamente las cometen una y otra vez.

Un video con todo su despliegue audiovisual desarrollado en cualquier zona de Caracas: Petare, La Lagunita, El Paraíso, El Hatillo, Chacao, Baruta, Av. Baralt, El Bosque, etcétera, reflejaría con mucha mayor contundencia qué es lo que está pasando y cómo nos estamos comportando en esta ciudad y podría servir de plataforma para sensibilizarnos a todos sobre lo que quizá es el peor mal que nos aqueja como sociedad: el predominio de la conducta al estilo VPI sobre cualquier otra conducta sana entre nosotros. Y eso va desde el que bota basura en la calle hasta el que roba desde puestos de poder en el gobierno o en grandes empresas privadas, pasando por las autoridades y otros ciudadanos con cargos que deberían ser ante todo modelos de buena conducta.

¿Cómo se le podría hacer llegar esta propuesta a algún documentalista o cineasta que esté interesado o interesada en llevar adelante un proyecto así que quizá podría servir para comenzar a sanar nuestros males?

Anuncios

3 comentarios sobre “Documental sobre los VPI:

  1. Hola Amargado… Seguimos luchando contra los molinos de viento… No hace falta un documentalista para esa titanica labor, solo tenemos que unirnos todos los anti-VPI y con la teconologia de BB y celulares con camara tendriamos horas y horas para hacer no uno, sino 10 documentales, dile a tus amigos, conocidos, vecinos, que graben las actividades VPI y se suben a tu blog o al mio…Luchemos contra ellos, que aunque somos pocos, somos fuertes. Un saludo

  2. No lo había pensado… pero ese documental podría sensibilizar al menos a un porcentaje considerable de la población. Digamos, esa técnica del espejo muchas veces resulta en el cambio de percepción sobre nuestra propia conducta y sobre todo hace que la gente se cuestione sobre su entorno y los ‘culpables’ de sus males, que muchas veces son ellos mismos. Yo le pondría de soundtrack “Man in the mirror” del Rey del Pop.

    Ahora, cayendo en la cruda realidad… Los cineastas apasionados no tienen el capital suficiente para hacer realidad sus proyectos. La única institución con capital y equipo para hacer un buen documental es la “Villa del Cine”… Pero… Sólo se ocupan de tratar temas que exalten el supuesto patriotismo y nacionalismo de nuestro pueblo. Al final, nadie ve el resultado y lo que es peor, el que lo ve, no obtiene ninguna moraleja del asunto, con tanta falta que le hace a la sociedad historias con miles de moralejas.

    Gracias por esta nueva reflexión.

    Isabel

  3. Anele: Muchos saludos. Efectivamente es una lucha sobre todo porque todavía hay resistencia a reconocer que las raíces de nuestros problemas están en nosotros mismos. Valga tu propuesta de invitar a filmar microvideos y minivideos con celulares o cámaras pequeñas para incorporar elementos audiovisuales a lo que se plantea entre tu blog y el mío y seguramente muchos otros con temáticas similares. ¡Vamos con eso!

    Isabel: Gracias nuevamente por tu visita y tus palabras. Quizá lo que haga falta sea convencer o llegarle a algún documentalista con esta propuesta y que el mismo entienda su potencial importancia. Ellos, los que trabajan con esa herramienta, suelen ser tenaces aún con pocos recursos cuando se lo proponen. Bienvenida siempre

    Seguimos intercambiando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s