El VPI anacrónico (o desubicado)

En el afán de demostrar lo arrechos que son, nuestros VPI muestran con mucha frecuencia otro de sus síntomas peculiares: se trata de su estado mental generalmente desubicado tanto en el tiempo como en el entorno histórico o social.

Cuando hacen sus análisis orales o escritos (para ellos siempre “sesudísimos”) bien sea de la actualidad venezolana, mundial o galáctica, el deporte o el funcionamiento del motor de una carcacha, siempre son los que más saben, se burlan fácilmente de los demás (todos para ellos ignorantes e inferiores) o les atacan verbalmente con insultos o insinuaciones.

En el deporte, por ejemplo el béisbol, es común encontrarse VPI echados en una silla, muy frecuentemente con unas barrigas de no haber agarrado un bate nunca, burlándose cruelmente del bateador de un equipo cuyo toque de bola se convirtió en un rolincito al pitcher. Ni se diga lo que se oye en el fútbol.

Cuando hablan de actualidad política y económica existen dos tipos de VPI generalmente muy belicosos: los que tienen edad para conocer y haber vivido buena parte de nuestra historia contemporánea y dicen conocer y entenderla a la perfección y actúan como eruditos al respecto (restregándolo en la cara de cualquiera que se les ponga en frente a discutir) y por otro lado los que han vivido relativamente pocos años pero asumen su superioridad para el análisis basándose en sus lecturas en Internet o en la Universidad o en su intuición para ello siempre “genial”…pero que no han vivido o recuerdan poco de la historia y los hechos.

Ambos tipos de VPI cometen el mismo error: fundamentan sus aseveraciones en el hecho de que ellos SON UNOS ARRECHOS y por lo tanto siempre tienen la razón sobre la actualidad. El ejemplo más común del primer tipo es aquel que era de alguna élite política vieja (o simpatizaba con ella) y resultó desplazado en sus “privilegios”, reales o ficticios, por otros grupos políticos. Este entonces vuelca su resentimiento, por haber sido despegado de su chupeta política como un niño malcriado haciendo una pataleta intelectual, en sus “objetivos”, “excelentes” pero sobre todo “serios” análisis de las cosas.

Los del segundo tipo de VPI, los jóvenes, quieren a toda costa demostrar su valor, su heroísmo y sabiduría juvenil sabiéndose o intuyéndose en una época donde los heroísmos rápidos ya no existen fuera de la farándula o el deporte (gracias a los medios) y se corre siempre el riesgo de ser llamados generación boba por los opinadores de la vieja guardia.

Estos analistas VPI jóvenes terminan yéndose de bruces para demostrar lo más pronto posible su superioridad y suelen por ello cometer errores u olvidos garrafales, por ejemplo cuando hablan de lo “dura” que es su vida ahora (aun cuando tienen acceso constante a Internet, blackberry último modelo, TV por Cable, uno, dos o tres carros en casa, 3 o 4 comidas al día, 2 o tres rumbas a la semana, viajes a la playa, al menos un viaje al exterior al año, estudios hasta niveles medios y altos, una o dos casas o apartamentos, etcétera) teniendo poca o ninguna idea de lo que debe pasar una persona que realmente ES POBRE en este país hoy en comparación a lo que debía pasar una persona realmente POBRE antes o deberá pasar después de hoy.

Más allá del tema en particular a discutir, lo destacable es el hecho de que un analista serio, que no sea VPI, debería ubicarse lejos de sus resentimientos y saber como práctica usual tomar el lugar de los demás, lejos de sus comodidades clase media o alta para poder emitir un análisis medianamente objetivo, serio y válido que aporte a una buena discusión.

Lamentablemente rodeados como estamos de VPI de todo tipo lo que menos se suele encontrar son opiniones así.

¿Qué opinas tú?

Anuncios

2 comentarios el “El VPI anacrónico (o desubicado)

  1. Gabriel Capote dice:

    Estimado autor,
    Durante los últimos 15 o 20 minutos, me he dedicado a leer 2 o tres artículos de su blog, sobre todo porque me identifico mucho con el nombre del mismo, “El Amargado”. A veces me canso de las colas y de la anarquía de nuestra querida Caracas, me canso sobre todo de esos caraqueños que usted llama VIP.

    Respeto sus opiniones a pesar de que algunas no las comparto, y hubo una en especial que no pude resistirme a comentar.

    Usted ha dado a entender que los jóvenes venezolanos tenemos hoy en día fácil acceso por ejemplo a: “una o dos casas o apartamentos”. En este sentido sólo quería dejar constancia al pié de este artículo de que al menos en mi caso, el caso de un jóven profesional venezolano recién casado, NO tengo facil acceso a nada.

    Todo cuesta muchísimo esfuerzo y dinero, en cuanto a los precios de los apartamentos, simplemente son impagables, incluso los alquileres de los apartamentos son impagables, no hay carros en los concesionarios y si consigues alguno los bancos no te dan el crédito porque eres muy jóven, no ganas suficiente o no tienes la antiguedad laboral que te están solicitando.

    Es cierto que muchos venezolanos gastan el poco dinero que ganan en adquirir un blackberry, tv por cable, ropa o caña (licor), además de los viajes (esto último no me parece ningún pecado, aunque guardaran todo su dinero en el banco y no viajaran ni se dieran ningún gusto, eso no les serviría de nada más que para ser infelices, ahorrar en Venezuela con la inflación que tenemos y de paso, control de cambio, es una estupides y si quieres ahorrar en divisas es ilegal. En fin, en mi opinión hay que invertir el dinero, no compro el carro para darme un gusto sino para invertir porque los carros normalmente aumentan de precio y así le gano a la inflación, por ejemplo).

    Pero estimado autor, no sé cual sea su situación actual, pero yo estoy comenzando una nueva vida con mi esposa y la cosa es muy dificil además de desmotivante, la inestabilidad te consume la energía, las ganas… yo no tengo ni quiero un blackberry, yo quiero formar una familia, quiero comprar una casa (aunque ya casi lo doy por imposible), quiero un país estable en donde pueda planificar, en dónde la inflación no consiga que cada 6 meses mi salario ya no valga nada y tenga que estar pidiendo aumentos o cambiando de empleo… quiero un país en dónde no sienta cada día que me estan botando indirectamente por este caos con el cuál no me siento compatible. Yo quiero un país en donde pueda progresar trabajando honestamente, donde trabajar sea la forma de conseguir las cosas y no participando en cuestiones ilícitas, corrupción o prácticando la jaladera de bola.

    En verdad, cómo pudo haberlo notado, me ofende que hablen de que todos tenemos facil acceso a una o dos casas, a carros… porque yo lucho muy duro y apenas puedo pagarle un alquiler solidario a mi abuela. Que un jovén se independice de su familia en Venezuela es un logro increible, ¿Cómo hace uno para irse de su casa, si ver disminuida su calidad de vida arrechamente?.

    Ahora imaginese estimado, si esta es mi situación, y yo soy un privilegiado, con familia, profesional, etc. ¿Cómo hace alguien que gana sueldo mínimo?

    Suerte con su blog, feliz navidad y ojalá que el niño Jesús nos traiga un mejor país, uno en dónde podamos progresar planificando y trabajando honestamente.

  2. elamargado dice:

    Estimado Gabriel:

    Gracias por tu visita y comentario, siempre es interesante conocer diversas opiniones.

    El artículo (y en general el blog)se explica por si mismo: se refiere a la conducta de los Venezolanos Propensos a cometer Infracciones (VPI) y no a TODOS los venezolanos y en este caso por lo tanto tampoco a TODOS los jóvenes.

    Pienso que todos los venezolanos comunes, sin excepción, queremos exactamente lo mismo para nuestro país, el problema es que no sabemos todavía como lograrlo y ni siquiera tenemos todavía la madurez suficiente para reconocer nuestras patologías sociales más comunes pero no por ello menos perniciosas.

    Pregunto: ¿Te consideras un VPI?

    Seguimos intercambiando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s