Pide el VPI: dame seguridad pero a mi no me molestes

perroypolicia

En la torre de oficinas donde trabajo hay una regla elemental y muy simple de seguridad: todos los que trabajan en las oficinas deben llevar o mostrar su carnet de identificación de su empresa en la recepción del edificio para entrar. Quien no la tenga debe mostrar su cédula y explicar para cual piso y oficina va. 

Fácil ¿verdad?

Pero para nuestros VPI y su afán de querer ser más arrechos que nadie la regla, la exigencia, la norma mínima de seguridad, no les gusta y pelean cotidianamente con vigilantes y recepcionistas cuando le piden su carnet utilizando los siguientes argumentos:

1) El VPI inolvidable: “Yo paso todos los días por aquí, trabajo aquí ¿me vas a volver a pedir el carnet?” (aclaratoria: en la torra trabajan casi 500 personas)

2) El VPI desconfiado: “Tanto pedir y pedir el carnet igualito aquí roban las oficinas” (aclaratoria: cierto, hay robos ocasionales pero ¿eso justifica entonces no tomar ni siquiera las mínimas medidas?)

3) El VPI humillado: “Yo no soy perro ni policía para andar con una placa (o sea el carnet) guindando todo el tiempo” (aclaratoria: es el argumento más reciente y absurdo que he escuchado. Yo estaba al lado de esa persona con mi carnet al cuello y me provocó preguntarle: ¿entonces yo que soy, perro o policía?

El VPI no considera el hecho de que llevar el carnet colgado al cuello o prendido de un bolsillo o a la mano para mostrarlo es algo SUMAMENTE sencillo de hacer para evitar la llamada de atención o el perder el tiempo explicando o peleando. Pero, hay que tomar en cuenta que el VPI aprovecha cualquier oportunidad para demostrar “ser un arrecho” y seguramente gritarle a una recepcionista porque le exija su carnet utilizando para ello alguno de los tres argumentos mencionados arriba, es un excelente espacio para hacerlo.

Entretanto sobran las voces que piden seguridad en esta torre pero la mayoría de ellas se “arrechan” cuando como mínimo de prevención le piden que se identifiquen. ¿Alguien entiende eso?

Esa misma incongruencia, exactamente igual, se extrapola a otros ámbitos de nuestra insegura sociedad repleta de VPI desconfiados, inolvidables pero jamás humillados.

Anuncios

2 comentarios el “Pide el VPI: dame seguridad pero a mi no me molestes

  1. Maria Lina dice:

    Hola — que tal estas?

    He estado revisando tu blog “el amargado” jejeje (yo cuando vivía en caracas también estaba amargada en muchas ocasiones) y me gustaría saber si estas interesado en intercambiar links.

    espero tu respuesta

    un saludo,

    Maria Lina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s