dr

A la Policlínica Metropolitana en Caracas fui dos veces en menos de una semana. La primera vez realmente no me fue mal, la emergencia estaba repleta de gente y la enfermera encargada de llenar la lista de orden de llegada de las personas que llegaban a esa emergencia angustiadas, adoloridas o casi muriéndose, tardó unos 15 minutos en aparecer para seguir anotando nombres. Tardamos unas tres horas entre la entrada a la emergencia y la salida por el estacionamiento de la policlínica.

La segunda vez tardamos cinco horas. En la emergencia, otra vez llena de pacientes, un doctor de apellido Mohawech, de guardia en la emergencia maltrató  a varios pacientes mientras estuve allí, una muchacha llegó en silla de ruedas con agudos dolores abdominales que se notaban a leguas pero el doctor con arrogancia le dijo que tenía que hacer su cola y punto. Es decir, uno, la persona normal, piensa que hay emergencias de emergencias y aunque hubiéramos llegado antes en la cola un caso grave debería pasar de primero, sin embargo no fue así y a la muchacha la dejaron esperando hasta que su mamá y su hermana decidieron irse a otro lugar luego de insultar al doctor quien ni siquiera se inmutó. A otra persona que hizo un comentario este doctor le dijo que allí “no iba a venir nadie más, que el doctor era ÉL”, como dejando claro que o te la calabas o te ibas con tu dolencia o con tu enfermo a otra parte.

La muchacha con el dolor retornó a los diez minutos a la emergencia con otro médico y la pasaron a la sala común en donde luego de varios exámenes le diagnosticaron un cólico nefrítico y posible infección renal, dejándola hospitalizada, nada más y nada menos Dr. Mohawech, ¿ah?

Luego me tocó el turno de entrar a la sala común y sentarme en un sillón muerto de frío por el aire acondicionado que estaba en un nivel brutal. Entre pregunta y pregunta de enfermeras o el doctor de guardia podía pasar casi media hora y la enfermera que me tomó la vía lo hizo con tal descuido que me infiltró la mano dejándomela inflamada por casi dos semanas. De paso cambiaron el diagnóstico que me hicieron en la primera visita. Menos mal que el tratamiento inicial no me puso peor.

Es que como dice un conocido: “Aquí la medicina es cara y es MALA”

En general pues hay que ligar no conseguirse VPI médicos, enfermeros o empleados administrativos en el camino a la curación bien sea por emergencia, por operación o por tratamiento, quienes además del dolor o la molestia te pueden hacer las cosas mucho más difíciles e incluso atentar contra tu propia vida si te descuidas.

Imagínate, ¡tu salud es cuestión de suerte!

Anuncios

5 comentarios sobre “De emergencias médicas: encuentros cercanos de 1er tipo con VPI – 2/2

  1. Hay un colapso en las emergencias de todas las clinicas, aqui no vale que pagues o tengas seguro, el gobierno a colapsado las clinicas y las mismas no crecen por el miedo de ser intervenidas, es un juego del gato y el raton donde los perjudicados son todos, incluyendo los rojos rojitos porque ellos estaran alguna vez o un familiar tan grave que no encontraran habitacion y estaran en emergencia por horas o dias, lastima del comportamiento de los medicos, ni que fueran choros o malandros a los que van atender…

  2. POR FAVOR, NECESITAMOS DESESPERADAMENTE DE TU AYUDA.

    Paisano:
    Por favor, ¿puedes darle publicidad en tu blog a este caso? Necesitamos de la ayuda de todos. Es urgentísimo. Dios te lo pague. GRACIAS.

    ISABELLA DE LOS ÁNGELES
    SECUESTRADA AL SUR DE MARACAIBO DE LA CASA DE SU ABUELA

    LA PEQUEÑA TIENE SOLO 2.8 AÑOS DE EDAD, Y ACTUALMENTE TIENE PROBLEMAS A NIVEL RESPIRATORIO, BRONQUITIS SEVERA, SOLO PUEDE COMER CAMPROLAC PREBIO+1 CON NESTUM, O SOPAS LICUADAS, COMPOTAS O FRUTAS(GUAYABA, CAMBUR, ETC) MEZCLADOS CON LA LECHE Y EL NESTUM.

    FUE SECUESTRADA POR DOS SUJETOS DE EDAD COMPRENDIDA, ENTRE 18 Y 22 AÑOS, Y AL PARECER SE LA LLEVARON EN UN COROLLA 93 O CORSA AZUL.

    SI ALGUIEN SABE DE SU PARADERO COMUNICARCE AL:
    0424-6230910
    0261-7321521

    Imagen de la niña:





  3. Pec: yo creo que el problema de la atención en las clínicas es estructural y va más allá del tema político actual.

    Por otro lado la mala atención, el maltrato, la soberbia profesional, no se inscriben en ningún partido político sino que son actitudes patológicas grabadas culturalmente en nuestro inconsciente colectivo desde hace muchos años y todavía no corregidas debidamente

    Gracias por sus visitas y comentarios, seguimos intercambiando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s