La cesárea: ¿génesis del VPI?

Esta semana he recibido una información sumamente interesante con relación al posible origen de la violencia en las sociedades y por supuesto, dentro de la temática de lo que escribo, con relación al origen de la patología de los VPI, los cuales día a día van empeorando la convivencia en nuestro país.

Se trata de las investigaciones del Dr. Michael Odent sobre el impacto en la vida del ser humano de su forma de nacer (por parto natural o por cesárea) y de lo que haga durante esa primera hora luego del alumbramiento.

Según esas investigaciones y diversas estadísticas el nacimiento natural y el contacto con la madre sin distracciones dentro de esa primera hora luego de nacido, tiende a producir seres humanos con una mayor capacidad de amar, debido al adecuado equilibrio hormonal que obtiene de esa llegada al mundo por vía natural (sin ser forzado a salir) y por el intercambio armónico físico-químico en perfecta conexión que recibe de la madre al estar con ella en esos primeros instantes.

Por otro lado la cesárea tiende a producir seres humanos más desapegados, con inclinación a la agresividad, al aislamiento emocional, con mayores dificultades para la conexión amorosa, la empatía y la solidaridad. Esto debido a que el nacimiento por intervención quirúrgica obstétrica corresponde a un acto anti natural, forzado, interrumpiendo todo el proceso de parto el cual de por sí contiene todo lo necesario, física, química y espiritualmente para que el bebé nazca sin ningún tipo de complicaciones. De la misma forma el alejar al bebé de la madre apenas nace o incluso por más de una hora luego de nacido interrumpe el proceso natural de adaptación, de armonización y de equilibrio hormonal para el recién nacido y para la madre.

Independientemente de la necesidad de practicar obligatoriamente la cesárea en caso de complicaciones médicas serias, pareciera que la tendencia a convertir el nacimiento en algo mecanizado, superficial, se ha traducido en sociedades más violentas y desapegadas. Esa tendencia pareciera estar más presente en los lugares en donde el índice de nacimientos por cesárea es mayor.

En nuestro país según estadísticas no oficiales este índice es de alrededor del 80%.

Resulta un elemento nuevo sumamente interesante para analizar el origen de los VPI y sus conductas.

Pueden encontrar varios artículos de Michael Odent aquí

Anuncios

4 comentarios el “La cesárea: ¿génesis del VPI?

  1. el fantasma dice:

    David, no me gustan en lo absoluto los determinismos de ninguna clase ya que creo que le abren la puerta a discriminaciones odiosas y a prejuicios no menos detestables.

    Lo que planteas, en resumen, es que aquellos que nacen por cesárea tienen una natural inclinación a la maldad. Por muy provisto del ropaje cientificista que pueda estar dicha afirmación, me parece una cosa muy grave ya que se presta a hacer juicios morales o de valor sobre algunas personas por circunstancias de las que ellos no fueron responsables. Observa bien que digo “se presta” porque si bien entiendo que no fue tu intención hacerlo, muchos podrían interpretarlo así.

    Y me parece, además, absurdo que una hora por muy crucial que sea vaya a pesar más en la formación del individuo que toda una vida de formación en el seno de una familia que le acoge y lo educa con amor y otros valores familiares.

    En el caso que directamente me atañe, por ejemplo, de no haber sido por una cesárea hubieran corrido grave riesgo tanto la madre como el niño. ¿Será bueno colgarnos ahora el sambenito que nos cuelga el doctor Odent, siendo que no tuvimos otra opción? ¿Será bueno de parte tuya, Amargado, meternos en el mismo saco que a ciertos irresponsables que prefieren “programar” las cosas para no incomodar su rutina? Porque en el fondo es lo que haces, creo yo. Una vez que el prejuicio anti-cesárea (llamémoslo así) esté bien establecido, nadie preguntará por las circunstancias que llevaron a practicar la operación. Una vez que toda la humanidad esté convencida de la maldad intrínseca de aquellos que nacen por cesárea no habrá atenuante posible ya que será una cruzada semirreligiosa por librar al mundo del “mal”.

    Si te parece que exagero he de decirte que sí, lo hago, que extrapolo la situación para que pienses en lo que ocurre una vez que se echan a rodar prejuicios (insisto, por mucho que su descubridor quiera hacerlos pasar por descubrimientos científicos: si sabes cómo funciona la academia hoy en día sabrás también que todos los días se publican cosas sin pies ni cabeza sólo con el fin de acumular y acumular “papers”) como éste.

    Lamento molestar con un comentario tan largo y en un tono tan aparentemente fuera de lugar pero también te digo que estás tocando un tema sensible y además íntimo, que no creo que tengas derecho a ello y, por último, aunque muchas veces leo con gusto ésta bitácora debido a las muchas viñetas cotidianas que sueles pintar para mejor ilustrar el comportamiento de los VPI, creo (EMHO) que deberías moderar una cierta tendencia al “ayatolismo” que noto por acá.

  2. el fantasma dice:

    Un error que se coló: el “emoticono” surgió inintencionadamente cuando escribí un paréntesis derecho.

  3. Davidache dice:

    Fantasma:

    Me parece sumamente interesante tu comentario. Por supuesto que no puedo ni quiero establecer premisas absolutas sobre nada que tenga que ver con la imperfección humana, su variadísima conducta y lo sumamente complejo de sus motivaciones y respuestas.

    Lo que planteo es un elemento adicional de discusión sobre una pregunta que creo es fundamental para quienes vivimos en esta ciudad y este país sufriendo las conductas absurdas de los que he bautizado como VPI: ¿Porque se comportan de esa manera?

    Hay una explicación (esbozada por Francisco Herrera Luque) sobre la huella en nuestra carga genética dejada por los colonizadores. Otros hablan del proceso de mestizaje per se. Otros hablan de ambiente (medios, sociedad y modelaje) Y ahora me encuentro con esta teoría de Odent que es muy interesante además de estar soportada por algo que en su misma intimidad no deja de ser pertinente a todo ser humano, incluyéndote a ti y a mi: nuestro nacimiento. Todo el proceso de parto en la mujer y su profunda conexión con el bebé que todos hemos sido alguna vez.

    Es un elemento de discusión más en medio de un mar de conductas estúpidas como las que enumero en este blog cuya frecuencia diaria no deja de ser asombrosa.

    En todo caso para seguir con el tema, ¿Cual es para ti el origen de los VPI? y ¿cual consideras que es el alcance de los VPI en la conformación de nuestra sociedad desde digamos mediados del siglo pasado hasta nuestros días?

    No comprendo la referencia al “ayatolismo” que mencionas pues en todo caso la mayor parte del tiempo sólo reseño anécdotas diarias cuya explicación procuro enmarcar en medio de una llamada “Teoría General del Comportamiento Absurdo del Venezolano”. Es sólo teoría, recuerda que no es sano etiquetar como malo lo que no nos gusta sólo porque no nos gusta.

    Lo que si comprendo es que nada resulta más difícil que reconocer nuestra propia responsabilidad por muchos de nuestros males de los cuales tan sabroso es culpar a los demás.

    Seguimos intercambiando!

  4. Interesante teoría…

    Si bien coincido con el fantasma en que las circunstancias del nacimiento y la primera hora posterior son menos determinantes que todo el proceso de crianza; entiendo lo que quisiste plantear.

    No podemos afirmar que la cesárea sea realmente el origen del VPI, pero sí es cierto que cada día se practican más intervenciones de este tipo que son innecesarias, ya sea por “facilismo”, por salir de eso, o porque las clínicas quieren cobrar más…

    Y algo que sí está probado es que así como las cesáreas salvan vidas de madres e hijos, también ocasionan distintas complicaciones a las madres y las hace pasar por una recuperación más lenta y más delicada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s