El mal trato

Rude

Cuando usted vea o escuche a alguna persona que se dirige groseramente a los demás sin justificación tenga la seguridad de que está ante un VPI típico. Lo cual no quiere decir que no haya gente con buen trato que no sea VPI. Pero de los que maltratan tenga la seguridad de que son VPI.

 

En una oficina cercana tengo un ejemplo cotidiano. Una señora encargada del área administrativa y pago a proveedores quien cada vez que cuelga el teléfono opina que con quien acaba de hablar “no sabe nada” o es “una o un inútil” o “este tipo no sabe nada”. Cuando los proveedores llegan les dice cortante que se sienten a esperar…así ella no esté haciendo nada (como si el trabajo de ellos que es cobrar fuera una molestia para ella cuyo trabajo es pagar), y les habla con un tono indudable de desprecio para luego burlarse a sus espaldas o criticarle la ropa o inventarle algún chisme. Maltrata constantemente a sus compañeros de otras oficinas y les critica en voz alta el hecho de que no respondan teléfonos a la hora del almuerzo…pero ella a las 5:05 pm está saliendo por la puerta de la oficina sin que nadie le diga nada. Estos VPI típicos suelen cargar el ambiente laboral con una negatividad notable.

 

Otro ejemplo ocurrió en un restaurant chino cercano. Llegaron tres muchachas jóvenes, con una mirada altiva que me las delató desde el primer momento. Una de ellas le gritó al mesero “¡Chino!”. El muchacho se acercó y la misma muchacha le gritó “¡Dame una azúl!”…ni “por favor”, ni “disculpa”, ni “ten la amabilidad”. Nada. “Tráeme y punto, chino”, con toda la implicación además medio racista que implica el uso de ese gentilicio de esa manera. Lo cierto es que a esa hora el restaurant no tenía cervezas y el muchacho trató de explicarlo en ese español difícil usual en ellos. Otra de las muchachas dijo también en voz alta “a este chino no le entiendo nada”. Y mirándose entre ellas y molestas por que no les trajeron “su azul” se fueron con la misma actitud de desprecio con la que llegaron.

 

El VPI es muy fácil de identificar por su maltrato para con los demás cuando lo hace en forma injustificada y sobre todo pedante. Es un ejercicio interesante descubrirlos en eso pues no hay excusas para la descortesía ni la grosería en el trato con los demás.

 

De esa manera el VPI utilizando en forma directa la agresión, el amedrentamiento verbal, busca establecer sin duda alguna su presumida superioridad la cual enfermizamente necesita estar reafirmando constantemente. Lo más peligroso es que estos VPI si ven sus intentos frustrados pueden optar o por la agresión física o por las acciones mal intencionadas para hacer cualquier tipo de daño.

(Imagen de Rudeworks)

Anuncios

Un comentario el “El mal trato

  1. tomacandela dice:

    Buenos apuntes y reflexiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s