Más sobre los símbolos de estatus

Entre los elementos que identifican al Venezolano Propenso a Cometer infracciones se destaca el mal uso de los símbolos de estatus, algunos de los cuales mencioné en este post anterior.

Esos símbolos pueden ser tangibles (ropa, celulares, carro, casa, lugar de trabajo, tipo de música, etc.) pero también pueden ser intangibles, y estos manifiestan de manera aún más clara el irrefrenable deseo del VPI de demostrar a como dé lugar que es el más arrecho por la vía de la arrogancia malsana o el “restregarle” en la cara a los demás sus símbolos de estatus tangibles o la capacidad de ser más arrecho en ciertos y determinados terrenos.

Por ejemplo si usted va a hacer alguna diligencia tempranera tenga la seguridad de que por muy temprano que se levante siempre habrá alguien que madrugará más que usted y además se jactará de ello (ahora, si hace la gestión a mediodía encontrará menos gente pues en la misma medida en la que defienden su supremacía en aquello de pararse temprano así mismo defienden su sagrada e intocable hora de almuerzo porque los VPI “no son ningunos pendejos como para utilizar su hora de la comida para otra cosa que no sea comer”)

Recuerdo que cuando el paro que hubo en Venezuela en el año 2002 muchos de estos VPI se jactaban de haber hecho la cola más larga en alguna estación de servicio y mientras más horas pasaban en la cola más orgullosos hablaban sobre su espera durante esos duros y trágicos días.

Es una cuestión quizá pintoresca y hasta simpática eso de enorgullecerse de haber esperado más que nadie para echarle gasolina al carro pero sutilmente refleja esa necesidad de imponerse y querer estar por encima de los demás a toda costa lo cual, en otras situaciones, resulta más bien peligroso y patológico. Por otro lado, otra muestra de la incongruencia que sufren los VPI en sus justificaciones; lo mismo se jactan de ser los que más esperan (y más sufren y más víctimas son…) que de ser los más vivos que se colean o tienen contactos y esperan menos que nadie (léase: “que los pendejos”)

El problema no consiste en el orgullo normal que se puede sentir por uno mismo por su capacidad de esforzarse, por su paciencia, por su aspecto o por su poder de compra. El problema se inicia cuando ese orgullo se utiliza para atropellar, para burlarse de los demás o para menospreciarlos, para desobedecer o para infringir normas y leyes porque se piensa que se es el más arrecho.

Luego seguiré comentando sobre los símbolos de estatus intangibles.

 

(Dibujo tomado y modificado de Ningo)

Anuncios

Un comentario el “Más sobre los símbolos de estatus

  1. Marlin dice:

    Hola! me descubriste! jaja.. gracias por acercarte a mi blog, dedicarte unos minutitos a leerlo (que pena!) y sobretodo por tu comentario. Gracias de verdad, espero encontrarte nuevamente por allá!. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s