Prepararse mentalmente – Parte 1/2:

Pensando…

“Yo deseo poco y lo poco que deseo lo deseo poco” – San Francisco de Asís  

Reflexionando este 15 de mayo mientras en el banco escucho otra vez las mismas quejas añejas de la gente sobre la cola virtual o los cajeros que son lentos o se van a almorzar o lo tarde que van a salir de allí, etcétera. Me pregunto: “¿es que acaso nunca la gente va a aprender que cuando va a un banco en día de pago sea quince o último, va a haber más gente de lo normal, las transacciones tardan un poco más de lo normal y HAY que hacer cola? 

Cuando no me queda de otra que ir al banco un día de cobro pues me preparo mentalmente a conseguir un gentío y a tardar bastante, resultado: la mayoría de las veces consigo menos gente de la que creía y me tardo menos de lo que tenía estimado. Y la próxima vez que me toca ir pues vuelvo a prepararme mentalmente para el gentío, la tardanza y la cola como si nada. 

Creo que la clave es prepararse mentalmente y con previsión para la cotidianidad y la calle. Si tengo un año encontrando una cola fuerte entre la autopista yla Avenida Francisco de Miranda todos los días pues lo más seguro es que mañana me la vuelva a conseguir. ¿Por qué creer que no va a estar allí?, ¿Por qué frustrarse cuando una vez más están el poco de carros amontonados y en fila?

 El que dijo la frase que pongo de primero en este post (que no es ningún desconocido) encontró una fórmula, sino para la felicidad, al menos sí para mantener niveles adecuados de paz y de tranquilidad aún en las condiciones más adversas. Desear poco y desearlo poco. 

Un ejemplo superficial: si usted va a un cine pensando que la película va a ser lo mejor que haya visto en el mundo pues le apuesto fuerte a morisqueta a que se lleva un chasco, se decepciona pues.  

Lo mismo se puede extrapolar a casi todos los aspectos de nuestra vida, desde el resultado de una presentación de trabajo hasta el amigo que no pudo venir a la fiesta.  

Piénsenlo. Más adelante seguiré desarrollando este tema.

Anuncios

6 comentarios el “Prepararse mentalmente – Parte 1/2:

  1. unocontodo dice:

    Eso es absolutamente cierto. La gente por lo general no se plantea ningún escenario ante un evento “X”. y si lo hace, es el mas favorable.

    Yo lo hago con las Fiestas, (tu ejemplo del cine). Me imagino una fiesta malísima.

    Y cuando me toca lo del Banco, me llevo la Palm y organizo las tareas pendiente, o me compro una revista y aprovecho el tiempo.

  2. nuvol dice:

    Me ha gustado mucho tu relfexión. La verdad es q vamos con prisas y lo queremos todo ya.
    A mi me sucede cuando voy un sábado x la tarde a un centro comercial a comprar (cosa q odio) y ya voy mentalizada de que habrá mucha gente, mucha gente con prisas, mucha gente con prisas y con carros cargados de compras, much gente con prisas y carros cargados y niños…. etc etc
    Ya sabes q t vas a encontrar eso, y que tendrás q hacer colas por todo, así q… para q agobiarse más??!!
    Pero siempre, por muy “mentalizad@” q vayas, siempre tienes algún enganche con alguien….
    ay… (suspiro)

  3. […] la proyección…¿Qué esperaban, Duro de Matar IV o Terminator Reloaded?  Es la cosa de no estar preparado, de esperar cosas que no son, pero sobre todo de mostrar de gratis el desprecio por lo propio, por […]

  4. Latest News dice:

    Latest News

    Latest News

  5. sites dice:

    sites

    sites jwui82u niep

  6. Latest News dice:

    Latest News

    Latest News jwui82u niep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s