Con mi moto no te metas

Hagamos un ejercicio hipotético, supongamos que de pronto a todos nos quitaran los carros y nos dieran motocicletas. Seguramente a partir de ese momento todos comenzaríamos a comportarnos al manejar exactamente igual que los motorizados actuales. ¿No lo crees?

Analicemos.

¿Cuales son los vehículos que quedan la mayoría de las veces encima de los rayados peatonales? Respuesta: carros y motos

¿Quiénes quedan mal parados en los cruces al cambiar el semáforo por meterse aún sabiendo que van a quedar atravesados?  R: los carros (las motos se cuelan todas)

¿Quiénes son los que cornetean al carro de adelante para que se coma la luz o le pase por encima a algún peatón inconsciente que viene cruzando mal o a última hora? R: los carros (las motos ya se han ido comiéndose la luz y casi atropellando al peatón)

¿Cuáles vehículos son los que aceleran para no permitir que los otros no cambien de canal? R: los carros (las motos no varían su velocidad al circular)

¿Cuáles son los vehículos que son arrojados (tirados) por sus conductores hacia los peatones para que estos se apuren aún cuando vengan cruzando con su luz en un cruce compartido? R: carros y motos por igual (la ventaja es que la moto esquiva con mayor facilidad. Con el carro hay que pegar el brinco si uno va caminando)

¿En los municipios con aceras muy bajas o casi inexistentes cuáles son los vehículos que las ocupan estacionándose indebidamente? R: carros y motos.

¿Vehículos que se comen los flechados en cualquier vía de la ciudad? R: carros y motos.

¿Vehículos que chocan, se colean, se vuelcan, etcétera a diario en la ciudad? R: carros, camiones, autobuses y motos.

Etcétera, etcétera.

¿Y todavía no lo crees?

Sistema VPI

Vivimos rodeados de VPI, de eso creo que ya no nos queda la menor duda, y cada día son más por el simple hecho de que cada día hay más habitantes en esta ciudad y en este país, pero este sistema que engendra tanto venezolano propenso a cometer infracciones (VPI) y tanto venezolano que efectivamente COMETE infracciones cotidianamente, se compone de otros dos factores fundamentales a la hora de analizar las posibles soluciones de nuestra incultura urbana.

Los elementos que componen este sistema son: las leyes, los responsables de hacerla cumplir y los ciudadanos comunes los cuales se dividen en infractores y no infractores. Todos los infractores son VPI pero los No Infractores se dividen en No Infractores a Conciencia y en VPI, es decir, en aquellos que no han cometido infracciones pero son propensos a cometerla en cualquier momento.

Las Leyes:

Prácticamente toda actividad humana está regida por leyes, normada, regularizada, reglamentada. Las leyes están allí. Si usted se pregunta hasta que hora puede tener el vecino música a toda mecha un viernes por la noche, encontrará en las ordenanzas que la música no puede estar a toda mecha sino que tiene un límite en decibeles y también hallará que entre semana el horario de música fuerte es distinto al de los fines de semana. Si. En serio. Busquen la ordenanza municipal para que lo vean.

Otro ejemplo: en la Ley de Transporte Terrestre actual hay un parágrafo único en su Art. 170 el cual indica claramente que hasta tanto no se establezca un canal exclusivo para motocicletas en autopistas o vías de circulación rápida estas “deberán circular por el canal de hombrillo”. Aquí hay dos absurdos: primero las motocicletas NO DEBEN CIRCULAR por autopistas o vías de circulación rápida: ES MORTAL. Segundo, el hombrillo debe ser DE USO EXCLUSIVO PARA EMERGENCIAS no para que por allí pasen unos motociclistas quienes en primer lugar no deberían estar en esa vía y en segundo lugar tendrán que meterse a los canales de carros cada vez que se encuentre obstaculizado el hombrillo por carros o motos accidentadas con el constante riesgo, en consecuencia, de causar accidentes.

Y así, todos esos aspectos de nuestra vida cotidiana pública e incluso privada tienen una normativa legal que debe ser cumplida. Leyes no faltan.

 

Los responsables de hacer cumplir la Ley:

¿Quién es la persona o ente encargado de medir el nivel del ruido del vecino del ejemplo anterior y de recordarle el horario que debe cumplir? Si, ya sabemos, la policía municipal, etc. Pero en verdad, la pregunta es ¿Quién le pone el cascabel al gato? Nadie lo hace o lo hace muy poco, con desgano, con miedo (hay muchos ejemplos también del otro extremo: las autoridades que actúan abusando y agrediendo sin razón)

Las autoridades responsables por hacer cumplir las leyes provienen de la misma sociedad enferma de incumplimiento. Les fastidia enfrentarse a vecinos y vecinas que siempre quieren demostrar ser los más arrechos, no se sienten bien remunerados en muchos casos (sino todos) para confrontar a diario infractores de cualquier tipo, hay otros casos en los cuales esas mismas autoridades deciden arbitrariamente si se está cometiendo infracción o no, etcétera, para dejar de actuar o actuar en exceso.

¿Quién debe velar porque las motocicletas circulen SÓLO por el hombrillo y además no excedan los 60 Km/h y además usen casco y además no lleven a más de dos personas? ¿Los fiscales de tránsito? ¿La policía?… Si. Son ellos, pero no lo hacen. Peor aún que ante cualquier vecino o vecina, es  tener que enfrentarse a motorizados belicosos, sean cuales sean las razones, justificadas o no, de su belicosidad.  En cualquier semáforo de la ciudad se puede apreciar a diario cómo los fiscales de tránsito de cualquier municipio miran para otro lado cuando los motociclistas no le hacen caso a flechas, semáforos, aceras, cruces, rayados peatonales, etcétera. Es raro ver alguna autoridad actuando con regularidad ante los abusos de los motociclistas. Es frecuente, por otro lado, ver autoridades cometiendo esas mismas infracciones o peores.

Claro que se trata de todo un sistema: funcionarios que deben cumplir su tarea (pero deben estar bien recompensados por ello y educados para ello), un sistema de control y registro que garantice el seguimiento de las infracciones (base de datos, automatización) y un sistema judicial que asegure la imparcialidad y justicia de los procedimientos (¿alguien lo conoce?)

Todas las partes de dicho sistema fallan, la sociedad, por lo tanto, también falla constantemente y el resultado final es la producción de un ciudadano inculto y negado a culturizarse en lo que debe ser la convivencia, el cumplimiento de la Ley, la conservación de espacios y el respeto por los demás: el VPI.

Tránsito Terrestre bajo nueva ley – Parte II

Sucede que los motorizados (nombre que se le da a los conductores de motocicletas en Venezuela) protestaron la Nueva Ley de Tránsito Terrestre realizando una nutrida caravana que fue hasta la sede de la Asamblea Nacional para frenar la publicación en gaceta de esta nueva ley sin antes haber “revisado” algunos aspectos.

 

Resulta que los motorizados, esos de los cuales una buena parte, por no decir todos, día a día incurren en millares de infracciones de tránsito, realizan cientos de maniobras contrarias al sentido común siendo protagonistas muy lamentablemente de la mayoría de los accidentes de tránsito que suceden en Caracas (muchos de ellos mortales), insultan, golpean y amenazan a fiscales de tránsito, a peatones y a los conductores de los carros (tanto a abusivos como a inocentes)…¡están organizados!

 

Existe algo que se llama: Organización de Integración Motorizada Nacional, mensajeros y particulares, que fue la encargada de convocar y planificar la caravana de protesta que realizaron la semana pasada. Si hay organización, debería haber responsabilidad ¿verdad?

 

Deben entender que la ley no está hecha para perjudicarlos sino para intentar poner orden en la ciudad, traer armonía al flujo vehicular y peatonal del día a día y por lo que más quieran SALVARLOS de su propia imprudencia y anarquía a la hora de manejar sus vehículos de dos ruedas.

 

Protestaron todo pero principalmente el que no los dejen circular entre canales cuando hay colas. Supuestamente en eso cedió la Asamblea Nacional o el Instituto de Tránsito pero la pregunta es: ¿Cuál es el criterio para considerar que en una vía hay o no hay cola? Apenas un motorizado vea dos carros medio parados uno detrás de otro en el mismo canal podrá decir “aquí hay una cola ya” y circulará entre canales tanto como quiera así todos los demás carros vayan marchando a ritmo regular. Esperemos que los límites se establezcan claramente en las discusiones que vendrán con participación de los mismos motorizados.

 

El representante de la Organización de Integración Motorizada (Gustavo Gómez) le dijo al presidente del Instituto Nacional de Tránsito (Franklin Pérez Colina) que “estamos (los motorizados) dispuestos a respetar las leyes de tránsito, tenemos que hacerlo porque somos parte de un colectivo. Pero eso (la nueva ley) que decidieron sin incluirnos en la discusión, es poco probable que lo acatemos. Y entonces nos van a seguir viendo como anarquistas”

 

Una verdadera perla de la cultura VPI cuyas raíces siguen siendo demasiado profundas entre nuestra gente: se cumple la ley pero con condiciones…si no entonces no se cumplen y que el colectivo, el respeto y la armonía se vayan para el carrizo!

 

No es que se vea a los motorizados como anarquistas, es que SE COMPORTAN como anarquistas y SE EXPRESAN como anarquistas, sobre todo si los guía la idea de “No vamos a cumplir esa ley porque no nos gusta”. ¿Quiénes son los que no cumplen las leyes si no les gustan?

 

Difícil lucha la que le toca a las autoridades, sobre todo a aquellas que en verdad tienen fuertes convicciones en su lucha por mejorar el tránsito caraqueño. No como el funcionario de la Asamblea Nacional (Luis Gamardo) quien dijo que con la nueva ley “no se les impedirá andar por la autopista”, es decir, para él está muy bien que cientos de motorizados cada mes pierdan la vida circulando por las arterias viales de mayor velocidad en la ciudad.

 

Siempre se quiere contraponer el derecho al trabajo de los motorizados al derecho DEL RESTO de los usuarios de las calles, avenidas y autopistas a no tener la constante amenaza de un motorizado con conducta anarquista y suicida. La ley es la que debe establecer donde terminan los derechos de unos y comienzan los de los otros y debería considerarse este tópico ya un tema de salud pública por los niveles de violencia y desorden que está alcanzando.

Pero queda también en mano de los ciudadanos conscientes cambiar sus patrones culturales demasiado influidos por el espíritu de ser “más arrechos que los demás” y “olvidarse de que los demás existen” pasando por encima incluso de la ley, del orden, del bienestar y hasta de la propia salud.

Tránsito Terrestre bajo nueva ley

Muy bien, ya fue aprobada la Nueva Ley de Transporte Terrestre en Venezuela y sólo falta que se publique en Gaceta Oficial.

En esta nueva ley se incluyen los motorizados (conductores de motocicletas) cuyas actuaciones e infracciones, aunque cueste creerlo, NO APARECÍAN en la ley anterior.

Los motorizados no podrán cambiar a cada rato de canal o ir al lado de un carro en el mismo canal o  circular entre canales o pasar por cualquier lado de la vía o estacionarse/circular por espacios peatonales o comerse la flecha y deberán utilizar cascos, tener las motos en buenas condiciones, etcétera.

También se detallan más infracciones para cualquier tipo de vehículo, por ejemplo manejar hablando por el celular (sin manos libres), no usar el cinturón y no cuidar de que cualquier ocupante del carro lo use, llevar niños en el asiento delantero, etcétera.

Me parece excelente que ahora se incluyan estas cosas en la ley el detalle consiste en COMO hacer se cumplan, pues por un lado la indefensión de los fiscales ante los conductores es manifiesta y por el otro nuestros VPI tienen en su mente atornillada la idea de que las leyes están hechas “para romperse” y ni por asomo se les ocurre que las leyes se hacen para velar por la seguridad personal de conductores y peatones.

Para esos VPI esta nueva ley es un poco motivo de burla ya que han sentido hasta ahora que “nadie les hace nada”. Ojalá realmente entren en cintura y la sepan cumplir y hacer cumplir pues eso seguro reducirá el número de accidentes, las colas y sobre el todo el número de MUERTOS y LESIONADOS en nuestras carreteras. Esa será la mejor manera de hacerle tragar su burla a los soberbios VPI.

Le faltó algo a esa ley: PROHIBIR LA CIRCULACIÓN DE MOTOS EN LAS AUTOPISTAS. Pues no hay fiscal ni policía que pueda regular la correcta actuación de los motorizados en esas vías rápidas. Esperemos que en el reglamento de la ley se incluya esa prohibición.

Por lo pronto tenemos esperanzas de que algo regule a tantos VPI tras el volante que nos rodean día a día.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.